Sin deber y sin temer
tan solo por ser mujer valiente y poco frágil
un incógnito virtual
por quererme provocar me dijo Feminazi.

Me alejé sin responder
Poco insulto puede haber que llegue a compararse
Mientras él se pavoneó
recordé un sabio consejo: Ignora al ignorante

Pero le dije: Qué poca
Ay, pero qué poca,
Qué poca madurez mental debes tener
Ay, ay, ay, ay, ay, ay,
Qué poca,
Ay, pero qué poca, poca, poca
Qué poca sensibilidad hay que tener
para tomar algo tan cruel
tan históricamente hiriente
y pretender usarlo para imponerse

Ya mero le atinaste, casi
al apodarme Feminazi
pero un detalle te falló:
quien camina por las calles con miedo soy yo

Y dime según tú, ¿donde están
mis cámaras de gas?
¿Tu ducha letal sorpresa
después de un año de labor forzada?

¿Donde está tu llanto por un pan?
Ni te agarro a cachazos diario
Ni te huele a muerte el calendario
No me llames Feminazi, no,
Ten respeto por un pueblo entero que sufrió.

Y él me contestó:
Feminazi, Feminazi, Feminazi,
Libertina vete a casa,
vete a plancharle la ropa a tu marido
Feminazi, Feminazi,
Tu lugar es la cocina
fiel mesera sin propina
ponte modosita y fina
o te dejan por la vecina
y no es que uno sea machista, pero oigame,
ya creen que se mandan solas
pues que es eso, pues?
Descuidaron la familia
y a mi nadie me hace wey
no tendré trono ni reina
pero sigo siendo el rey.

Y dime según tú, ¿donde están
Mis cámaras de gas?
¿Tu asfixia letal sorpresa
después de un año de labor forzada?

¿Donde está
tu llanto por un pan?
Ni te agarro a cachazos diario
ni te huele a muerte el calendario

No me llames Feminazi, no,
Solo porque mi autoestima ya te amenazó.